Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 9 de agosto de 2016
MEDIDA PARADÓJICA

Compromís privatiza la escoleta de Tavernes y entrega la concesión a una empresa de Granada

Mientras en Gandia PSPV y Compromís defienden devolver la gestión de las escuelas infantiles al ámbito público, en el municipio vallero los ediles nacionalistas aprueban la privatización, con la abstención de la oposición

[Img #19075]

 

El gobierno de Tavernes de la Valldigna ha adjudicado el servicio de la escoleta infantil municipal Víctor Calatayud en un pleno extraordinario celebrado la tarde del lunes. La concesión es por cinco años, con posibilidad de prórroga para un curso más, y ha sido otorgada a la empresa de Granada Megadiver Socioeducativa, que deberá equipar la ampliación de las aulas y ofrecer servicio de comedor a los escolares que lo deseen.

 

La medida ha sido aprobada por Compromís, mientras que el PP y el PSPV se han abstenido. La edil de Contratación, la nacionalista Llum Sansaloni, explicó que el concurso había sido libre y a él optaba cualquier empresa de España e incluso del marco europeo. Así pues, en total fueron diez las mercantiles que se presentaron al concurso por gestionar la escoleta municipal para niños y niñas de 0 a 3 años.

 

Sansaloni incidió en que los técnicos habían tenido libertad para valorar cada propuesta: "Confío en el criterio de los técnicos. Han sido libres para valorar los proyectos que se presentaban y la valoración ha sido según se enfocó en el pliego de condiciones".

 

Lo bien cierto es que la adjudicación ha levantado cierto revuelo en la Vall por haber sido entregada a una empresa que radica en Andalucía. Megadiver cuenta en la actualidad con centros educativos en Andalucía y la Comunitat Valenciana. No obstante, Sansaloni aclaró "que no se puede decir que la licitación sea incorrecta porque no haya recaído en una empresa del pueblo. La mercantil nos ha confirmado su voluntad de subrogar al personal".

 

Los pliegos administrativos incluyen una cláusula que obliga a la nueva mercantil a subrogar a las trabajadoras, es decir, a mantener la plantilla que ya estaba contratada con anterioridad. La mercantil, sin embargo, tiene la posibilidad de prescindir de ellas siempre y cuando les abone la indemnización correspondiente. 

 

Por cierto, se da la paradoja que mientras en Gandia PSPV y Compromís defienden devolver la gestión de las escuelas infantiles al ámbito público, los nacionalistas del municipio vallero que gozan de mayoría absoluta, anuncien la privatización de la educación infantil de 0 a 3 años.

¡Deja tu comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sociedad y Política • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress