Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Domingo, 27 de noviembre de 2016
POLÍTICA

Ciudadanos Gandia, el verso suelto del partido de Albert Rivera

La formación naranja tiene el difícil reto de justificar por qué en Gandia se ha hecho todo lo contrario a lo que defienden en el resto del país, tras quedar casi descartada la moción de censura. Indefinición de Ciro Palmer, que permite en la capital de la Safor todo aquello por lo que lucha su líder en Madrid

[Img #19491]

 

Si por algo se caracteriza la agrupación de Ciudadanos en la capital de la Safor, es por mantener una posición totalmente contraria a la que defiende el partido de Albert Rivera en el resto de España. Solo en el pleno de investidura del 13 de junio, en el que fue investida como alcaldesa la socialista Diana Morant, Ciudadanos incumplió en Gandia dos de sus líneas rojas: permitir que gobierne la lista más votada y no pactar nunca con nacionalistas y separatistas. 

 

Ni el resultado de las elecciones municipales, en el que el PP se quedó a tan solo 380 votos de repetir la mayoría absoluta y el PSOE sacó el peor resultado de su historia, ni el hecho de que Ciro Palmer jurara tan solo 24 horas antes que se votaría a si mismo, o que el exalcalde popular Arturo Torró le pusiese en bandeja su cabeza tan solo unas horas, fueron suficientes para que Ciudadanos permitiera un gobierno de izquierdas formado por PSOE y la coalición electoral de Més Gandia (Compromís, Esquerra Unida y Esquerra Republicana).

 

[Img #19495]

 

Desde entonces, el caso de Gandia no ha dejado de retumbar, tanto en televisiones nacionales como en los propios órganos internos de Ciudadanos. Pesa mucho que Esquerra Republicana, que tachan a Albert Rivera como el "Donald Trump español" que "no condena el franquismo" o que son "lo peor que le ha pasado a este país en mucho tiempo", sean los mismos que gobiernan en la capital de la Safor con su voto favorable. 

 

Los mismos que además acaban de ser favorecidos con la elaboración de unos dípticos que serán repartidos por las escuelas de la ciudad que, como ha denunciado el PP, "supone una muestra más de sesgo ideológico y radical, que choca además con el sentir de la inmensa mayoría, ajena a las tesis del nacionalismo y la segregación".

 

[Img #19494]

 

A todo esto se suma otros socios como es el caso de Compromís, que como manifiestan desde el partido de Albert Rivera, "es pancatalanista y separatista". En ese sentido, el secretario general y portavoz de Ciudadanos, Matías Alonso, alertó "del riesgo que supone que los socialistas intenten mantener cuotas de poder apoyándose en partidos cuyo principal objetivo es romper la unidad de España", precisamente como es el caso del PSOE de Diana Morant, que gobierna junto a los nacionalistas.

 

Y como era de esperar, el pancatalismo que tanto critican desde la formación naranja, ha vuelto a rebrotar en detrimento de las señas de identidad de la Comunitat Valenciana. De hecho, se ha suprimido la bajada de la Senyera y la Procesión Cívica del 9 d'Octubre, mientras se dan alas a la celebración del Correllengua con el visto bueno de Ciudadanos. 

 

[Img #19497]

 

Por no hablar de Esquerra Unida, que tanto en Madrid como en Gandia muestran abiertamente su alegría por la liberación de Arnaldo Otegi. El PP pidió al asesor de Més Gandia, Jaume Giner, una rectificación pública tras el comentario en la red social de Facebook, donde señaló que "se hace justicia sobre la injusticia de su encarcelamiento", pero Ciudadanos Gandia no se manifestó al respecto. 

 

Lo bien cierto es que, por si todo esto fuera poco, recientemente una última línea roja ha hecho sacudir los principios de la formación de Albert Rivera en la capital de la Safor. Quizá ésta sea la más significativa, dado que Ciudadanos está siendo muy exigente a la hora de apartar a cargos públicos inmersos en procesos judiciales, como es el caso de la recién fallecida Rita Barberà, a quien le cayó toda la presión a la hora de solucionar la gobernabilidad en España

 

[Img #19498]

 

Sin embargo, parece que en Gandia también están vacunados ante esta tercera línea roja de Ciudadanos. La imputación de la alcaldesa socialista Diana Morant tampoco ha sido motivo para replanterse el pacto de izquierdas que mantiene la formación naranja. A Morant se le investiga por hasta cuatro delitos penales -prevaricación, revelación de secretos, falsedad documental y coacciones- tras la querella presentada por varios miembros del PP. 

 

De hecho, el líder de Ciudadanos Gandia se pronunció hace pocas fechas sobre la imputación de cargos públicos en una entrevista para la revista Saforguia. Ciro Palmer manifestó que "cuando se abre una investigación judicial a un cargo público, éste tiene que abandonar el cargo", algo que contrasta con el caso de la alcaldesa de Gandia.

 

[Img #19492]

 

Sea como fuere, el caso es que ante una hipotética moción de censura casi descartada por la indefinición del propio Palmer y las numerosas maniobras en la sombra para frenarla, el partido de Albert Rivera tiene por delante el difícil reto de justificar por qué en Gandia se ha hecho todo lo contrario a lo que defienden en el resto del país, y de retener a todos aquellos votantes que se plantean escoger otra papeleta en las próximas elecciones municipales de 2019. Solo entonces sabremos si Ciro Palmer mantiene la sonrisa, o si vive otra noche amarga como la del 22 de mayo de 2011. 

Noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sociedad y Política • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress